MicroHistorias: salvando “Prince of Persia” de una muerte digital

krauss-princeofpersia-006

(Fotos: Wired)

Hoy vamos a hablar en nuestras MicroHistorias de un hecho reciente, la recuperación del fantástico clásico, el juego “Prince of Persia,y de cómo un grupo de geeks lo han salvado de una muerte digital segura.

Ya comentamos en CyberHades que Jordan Mechner había encontrado, gracias a su padre, tres cajas con discos de 3,5” en ProDos con el código fuente de “Prince of Persia” y luego también comentamos en un post que lo había puesto a disposición del público.

Bueno pues entre que lo encuentra y lo pone a disposición del público hay toda una Microhistoria digna de contar.

Es curioso que Mechner guardara meticulosamente  todo el proceso de creación de su juego , como los videos donde aparece su hermano saltando, trepando y corriendo como modelo para las animaciones del personaje:

[vimeo]http://vimeo.com/1854745[/vimeo]

Y también guardara diarios muy detallados sobre el proceso de creación.

Pero parece que no puso mucha atención en guardar el principal tesoro, el código fuente del juego.

Cuando estaba programando el juego “Prince of Persia: The Sands of Time” en 2002 para Playstation 2, le preguntaron que podría introducir dentro del juego, al estilo “Huevo de Pascua”, el “Prince of Persia” original. Él dijo “No hay problema, lo he guardado todo”. Pero parece que no lo guardo todo. El juego original para Apple II sí era fácil de encontrar en Internet, pero el código fuente no lo fue tanto. Preguntó a todo el mundo que había estado relacionado con el desarrollo del juego original pero nada.

Diez años después, el padre de Mechner  le envió una caja llena de cosas que había estado perdida dentro de un armario durante todo ese tiempo. Entre pilas de versiones del juego llenos de polvo había también unos disquetes etiquetados como “PRINCE OF PERSIA Source Code (Apple). ©1989 Jordan Mechner (ORIGINAL).

Fantástico, el disco había aparecido, pero ahora había que sacar la información.

Mechner necesitaba ayuda, así que fue en busca de algunos amigos geeks para que le echaran una mano.

Un camión de mudanzas aparcó en la casas de Mechner en Los Angeles. En el camión viajaba Tony Diaz, un coleccionista de ordenadores clásicos que tiene una gran colección de todo tipo de material de ordenadores vintage. Comenzaron a descargar cajas llenas de cables, ordenadores Apple II, unidades de disco, etc. Todo el material necesario para extraer toda la información posible de esos discos.

También se unió a la tarea, Jason Scott, uno de los colaboradores del sitio The Internet Archive, que voló desde Nueva York llevando consigo un KryoFlux, hardware que se utiliza para realizar imágenes de datos almacenados en viejas copias magnéticas

Los tres empezaron el proceso de sacar toda la información almacenada en los discos y enviarlos a una nueva vida en Internet.

krauss-princeofpersia-003

(Foto: Wired. Todo preparado para comenzar)

Antes de empezar, para calentar motores y no dañar los originales con el código fuente del “Prince of Persia”, probaron otros discos que aparecieron junto a los otros donde se suponía que habría información adicional del juego que no había visto la luz en mucho tiempo. Luego Diaz usaría el programa Locksmith 6.0 (aquí tenéis un manual) que es una utilidad para copiar discos protegidos. Los primeros discos no tenían buena pinta, pero poco a poco fueron apareciendo caracteres ASCII en el monitor indicando el contenido de los sectores del disco, y parece que estaban en perfecto estado aunque aparecieron otros sectores que parecían dañados, el éxito aún no era total.

A muchos discos le faltaba la protección metálica deslizante, por lo tanto estaban llenos de polvo y pero a Diaz parece que no le preocupaba, según decía él mismo “he recuperado discos llenos de errores críticos”.  Lo primero que hicieron fue sacarlos del estuche de plástico y lavarlos en el fregadero con agua y jabón, esto hizo que Jason Scott temblara (y cualquiera de nosotros también ¿verdad?), pero Diaz ya tenía experiencia en esto.

Entonces empezaron a recuperar un juego llamado “Quadris”, una versión sospechosamente parecida a Tetris. La disquetera del Apple II empezó a hacer aquellos ruidos que todos nosotros tenemos grabados en nuestra memoria y Diaz preguntó “¿Queréis verlo?”, ya os podéis imaginar la respuesta.

Mechner cogió el teclado y seleccionó el nivel “principiante”. De repente, un juego que había estado años sepultado en el olvido, volvió a la vida. Una curiosidad, como Mechner no encontraba las teclas para rotar las piezas, empezó a pulsarlas una a una. De repente, en la pantalla apareció lo que parecía una aplicación de texto bastante aburrida, Mechner había pulsado “la tecla del jefe”, esa que se pulsa cuando estás jugando en el trabajo y el jefe aparece, rápidamente pulsas esa tecla y parece que estás trabajando. Mechner ni se acordaba.

Una vez visto el éxito de recuperación de “Quadris”, empezaron con el siguiente. Al introducir el disco apareció el texto “Asteroids”, un juego que creó cuando era joven basado en el clásico de Atari. Esta restauración no fue tan bien como la de Quadris, los gráficos no se renderizaban bien, habrá que hacerle una restauración.

Finalmente insertaron el disco con el código fuente del “Prince of Persia”, la verdadera joya. Diez insertó el disco y un mensaje apareció “No errors”. La copia se había realizado sin problemas, “vamos a ver que contiene”, dijo Diez.

krauss-princeofpersia-015

(Foto: Wired. El disco original con el código fuente preparado para ser recuperado)

Todo coincidía, las fechas, los nombres de ficheros, las carpetas, todo parecía estar bien. Al 99%, el código fuente se había recuperado.

krauss-princeofpersia-016

(Foto Wired. Jordan Mechner, el inventor de Prince of Persia, tomando una foto del código fuiente recuperado con Jason Scott, izquierda, y Tony Diaz, derecha)

¿Qué hicieron justo después?, publicarlo en Internet.

krauss-princeofpersia-018

(Foto: Wired. Mechner identifica el código fuente)

Prince of Persia” había vuelto a la vida.

Artículo original de Wired.