El gobierno de los EEUU podría, legalmente, comprometer tu sistema. Regla 41

El gobierno de los Estados Unidos quiere utilizar un procedimiento oscuro –modificar una regla federal conocida como Regla 41—para expandir radicalmente su autoridad para hackear. Los cambios a la Regla 41 les facilitaría entrar por la fuerza a nuestras computadoras, tomar información, y realizar una vigilancia remota. Estos cambios podrían afectar a cualquier persona que utilice una computadora con acceso a internet en cualquier lugar del mundo. Sin embargo, afectarán en forma desproporcionada a las personas que utilicen tecnologías para proteger la privacidad, incluyendo Tor y VPN. El Congreso de los Estados Unidos tiene solo hasta el 1 de diciembre para evitar que las modificaciones entren en vigencia. Tenemos que alzar nuestra voz. Comparte esta publicación con tus amigos y en tu blog. ¡Despierta la consciencia sobre los cambios en la Regla 41!

Bajo estos cambios en la regla, los jueces de casi cualquier distrito de los Estados Unidos podría autorizar a las fuerzas del orden público a que inspeccionen o hackeen las computadoras de personas en casos donde la tecnología de protección de la privacidad oculta la ubicación de su computadora. Esto significa que aquellos a quienes más les preocupa su privacidad podrían recibir un impacto desproporcionado con esta modificación a la regla.

En muchos casos, los jueces magistrados podrían firmar sin saberlo órdenes judiciales para computadoras ubicadas en todo el mundo, no solo en Estados Unidos, sin importar la protección legal de otros países.

Las modificaciones a la regla también invitan al orden público a obtener una sola orden judicial para inspeccionar en forma remota miles de computadoras , incumpliendo la protección que otorga la Cuarta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos y la ley internacional de derechos humanos.

El hackeo –ingresar sigilosamente sin autorización a las computadoras, copiar datos, eliminar información, o ejecutar códigos—puede tener consecuencias graves para los usuarios y sus dispositivos. Un agente gubernamental podría causar más daños a las computadoras de usuarios inocentes durante una investigación de botnets que el propio botnet. Si el congreso da el paso extremo de autorizar el hackeo por parte del gobierno, debe haber limitaciones estrictas respecto a cuándo se permitirá tal acción, así como una protección robusta para los usuarios congruente con la Constitución de los Estados Unidos y las leyes internacionales.

Si el congreso de EE.UU. no actúa, esta nueva regla simplemente entrará en vigencia el 1 de diciembre de 2016. Por esa razón debemos alzar nuestra voz y rechazar esta modificación a la regla. Comparte esta publicación en las redes sociales y en tu blog.

Esta entrada ha sido copiada desde https://es.vpnmentor.com/blog/fight-rule-41/.

Podéis encontrar más información sobre este tema en la web de la Electronic Frontier Foundation.