Microhistorias: La revolucionaria fuente de alimentación del Apple II

AppleIIPowerSupply_2

Interior de una F.A. de un Apple II. Foto: HardwareSecrets

Mucho hemos hablado sobre nuestro ordenador favorito de todos los tiempos, el Apple II creado y diseñado íntegramente por Steve Wozniak. Pero no lo fue del todo, ya que uno de sus componentes más importantes y esenciales incluso hoy día, la fuente de alimentación, no fue creada por Wozniak.

El padre de esta maravilla de la ingeniería electrónica fue Rod Holt, empleado número #5 de Apple.

Toda la historia comienza cuando, una vez diseñada la circuitería de la placa base del Apple II, se empieza a pensar en una carcasa. Por supuesto, dicha carcasa tenía que ser práctica a la vez que bonita. Después de que Jobs descartara varios modelos (a Wozniak sólo le importaba la electrónica), que por cierto todos eran de metal,  por fin encontró a la persona adecuada para sus fines, John Manock. Los dos Steve conocieron a Manock en sus múltiples y provechosas visitas al famoso Home Brew Computer Club, y él se ofreció a crear una carcasa para el Apple II por 1800$ de la época (1977) hecha íntegramente de plástico (fue la primera carcasa de plástico para un ordenador). Finalmente, al cabo de algunas semanas le entregó un modelo que llegaría a ser el que todos conocemos:

Apple_II

Carcasa e interior de un Apple II. Foto: Wikipedia

Hay que recordar que por aquella época los ordenadores no tenían la pinta que tienen hoy día. La mayoría eran enormes cacharros con toda su circuitería visible y no ofrecían un diseño agradable. En cambio esta nueva carcasa del Apple II sería toda una revolución. No se veían los tornillos, parecía una máquina de escribir y ofrecía un teclado similar cómodo para teclear. Además tenía una forma amigable y no era demasiado grande.

Todo parecía ir bien pero faltaba aún un componente clave, la fuente de alimentación. Wozniak había empezado a diseñar una fuente de alimentación pero tenía que enfrentarse a demasiados problemas, entre ellos el calor.  No querían hacer como otros fabricantes cuya fuente de alimentación no era más que un voluminoso transformador de corriente externo conectado a la carcasa. Pero además no querían usar un ventilador para refrigerar, tanto la fuente de alimentación como la placa base, ya que Jobs decía que sería demasiado ruidoso y voluminoso.

Jobs pregunto a unos de los jefes técnicos de Atari, Al Acorn, si conocía a alguien en su empresa (recordemos que Jobs trabajó para Atari). Este le recomendó a Rod Holt, un ingeniero de la compañía que al final convenció para que le ayudara con la tarea de diseñar la fuente de a alimentación.

Rod Holt diseñó y fabricó una revolucionaria fuente de alimentación conmutada, la cual no tenía ventilador (como hemos mencionado antes, la mayoría de ordenadores de la época llevaban varios y eran muy ruidosos), era pequeña, no creaba interferencias a otros aparatos (algo muy común en la época) y proveía 38w de potencia con 5, 12, -5 y -12 voltios (poco ha cambiado esto hoy día, los mismos voltajes que usamos hoy día). No es que él inventara la fuente de alimentación conmutada, de hecho existe una patente justo un año antes (1976) de Rod Holt creada por Magnus Carl Wilhem. Pero sí que es cierto que el diseño y los cambios que Rod aportó a su diseño fueron suficientes como para darle una nueva patente a su nombre (Patente #4,130,862)  así como el reconocimiento futuro de su obra.

Aquí tenéis el esquema original de su fuente de alimentación conmutada:

AppleIIPowerSupply

Click en la imagen para ver el esquema a tamaño completo. © Apple

No existe mucha información sobre Rod Holt. Sólo he podido encontrar que tenía ideología comunista, que sólo trabajó seis años en Apple y luego parece que fue despedido por algún jefe con el que no se llevaba bien.

Rod Holt

Esta es la única foto que he encontrado de Rod Holt, aquí

Pero ya veis que este ingeniero fue fundamental en el desarrollo del Apple II y sobre todo influyó en los diseños de las fuentes de alimentación conmutadas que utilizamos hoy día.

El Apple II de Wozniak y Jobs no deja de sorprendernos.