Apple1-Mainboard

La mesa de trabajo en un pequeño cubículo de las oficinas de Hewlett-Packard estaba llena de componentes electrónicos. Uno a uno, los soldó en la placa que él mismo había diseñado sólo en su cabeza, papel y lápiz, no había ordenadores para probar ni para programar.

El cerebro de esa placa era un microprocesador idéntico al Motorola 6800, había planeado instalar el Intel 8080 que estaba de moda, pero era bastante más caro. Esta decisión marcaría el futuro de la empresa que estaba a punto de nacer.

Ya tenía la primera placa montada, sólo quedaba conectarla a la fuente de alimentación, a una televisión y un teclado. Pulsó el interruptor y por arte de magia apareció un cursor en la pantalla. Pulsó ahora una tecla del teclado y aparecieron delante suya, plasmadas en la televisión. Nunca antes nadie había pulsado una tecla y se había reflejado en la pantalla de un televisor. El reflejo fantasmal del televisor también ilumibaba una pequeña placa con un nombre encima de la mesa. En esa placa aparecía un nombre: Steve Wozniak.

Al día siguiente la mostró a su amigo y colega de aventuras (un hippy llamado Steve Jobs) y quedó impresionado. Pero antes, Wozniak no quería traicionar a la gente de Hewlett Packard. Trabajaba para ellos y había usado sus materiales y herramientas para diseñarlo, así que habló directamente con los jefes (a pesar de la negativa de su amigo Steve Jobs a hacerlo). Les mostró la placa pero no quedaron impresionados, dijeron que no era su tipo de negocio y que podía hacer con ella lo que quisiera.

Ya eran libres de comerciar con ella, con la bendición de HP (qué ironía).

wozniak-habla-sobre-muerte-de-steve-jobs

Entonces la llevaron a un pequeño club de geeks de la electrónica situado en un garaje de Menlo Park llamada Homebrew Computer Club. No le impresionó a mucha gente pero Jobs vió un buen negocio en vender las placas, así que vendió su furgoneta Volskwagen (1.500 dólares) y Wozniak su querida calculadora HP 65 por 500 dólares. Jobs trabajaba en Atari por esa época y lograron convencerle para que les fabricara 50 placas para luego venderlas en el club. Todas se vendieron (con la reticencia de Wozniak, él no quería hacer negocio, sólo divertirse y mostrar al mundo su criatura).

Llamaron a la placa, “Apple I (foto de la entrada del post).

La primera revista que publicó una reseña sobre fue “Interface”, aquí la tenéis (click para ampliarla):

interface_magazine_review_of_apple_1-4027

Al final lograron 1.300 dólares de capital para crear su pequeña y nueva empresa. Esa empresa se llamó “Apple Computer Inc.“.

Hoy día es la empresa más fuerte en el mundo y con más beneficio de los ordenadores personales, seguro que os suena.

Y esa tarde de domingo de 1976 una persona llamada Steve Wozniak cambió el mundo de los ordenadores.

(Material sacado de la biografía de Steve Wozniak y Steve Jobs).

No olvidéis ver nuestras Microhistorias, donde hablamos de Apple y otros hechos curiosos e importantes de la informática.

Comparte el post:
  • Meneame
  • Bitacoras.com
  • BarraPunto
  • RSS
  • email
  • PDF
  • Facebook
  • Twitter
  • Digg
  • Google Bookmarks
  • Wikio
  • Reddit
  • Technorati

Entradas relacionadas: